Cómo perdimos el tiempo – 3

– Juanjo Valiñas. Por favor. – El hombre moreno, enjuto y con gafas le tendió la mano y le indicó que se sentara. Estaban en una de las salas de reuniones de Cheng Corp, unas decenas de pisos por debajo del despacho de Borja. Valiñas estaba a cargo del Proyecto Tartessos, y había supervisado el equipo que se había dedicado a hacerle la pelota a Gebara durante meses a través de un blog fingiendo que era Anya. Anya contuvo el impulso de pegarle una bofetada.

Valiñas pasó la palma de su mano por la esquina de la mesa de juntas, que se iluminó, demostrando ser una pantalla táctil de varios metros de longitud. Valiñas pulsó en diversos iconos, agrandándolos. – ¿Ha podido echarle un vistazo al sitio web de Tartessos?

– Lo estuve mirando, sí. Después de todo, he tenido tiempo de sobra.

Valiñas pareció sonrojarse levemente. – Lamento mucho que le hicieran esperar. Estaba en unas negociaciones para la empresa en Al-Daniyya, me avisaron en el último momento. Tuvieron que mandar el jet para traerme.

Anya se ablandó, algo. – Lo miré, sí. Parecen una cooperativa con algunas ideas políticas y económicas un poco raras, pero como todas las cooperativas, vamos. ¿Por qué le interesa a Cheng?

– Las cooperativas suelen ser grupos humanos bastante curiosos. Como los kibbutz, los falansterios, las comunas – comunidades unidas por una ideología compartida. En el caso de Tartessos, su ideología es… peculiar. Tienen una mitología y una dinámica interna que son, básicamente, las de una secta. Pero, a diferencia de la mayor parte de las sectas,  al mismo tiempo consiguen mantener una interfaz con la realidad externa que les permite sobrevivir e incluso medrar política y económicamente. Después de todo, se han asentado en la República de Mondragón.

– Que no es precisamente un santuario para heterodoxos – asintió Anya. – ¿Y qué quiere sacar Cheng de ahí?

Valiñas la miró por encima de las gafas durante un momento, luego volvió a mirar la mesa-pantalla. – No le sé decir, la verdad. Éste es Gebara. – Con un gesto rápido de la mano, amplió una fotografía de un hombre de cuarenta y tantos, más bien cejijunto, contemplando con intensa concentración un mapa aparentemente renacentista.

– Su biografía oficial afirma que nació en un barco mercante mientras su padre tendía líneas transoceánicas para la Free Software Foundation, pero sospechamos que en realidad nació en el 12 de Octubre, donde sus padres eran administrativos. Su apellido real es García Guevara, pero sólo usa su apellido materno – su justificación es que el uso del apellido del padre es opresivo y patriarcal y que se debe regresar a los apellidos matrilineales. En Mondragón les gustan mucho esas cosas. Sus años de juventud son más bien oscuros. Afirma haber combatido en varias guerras centroafricanas, donde supuestamente adquirió un síndrome de stress post-traumático que todavía tiene. Después habría estudiado epidemiología e historia rusa antes de la Descomposición, cuando fundó Tartessos con Isabel Prendes.

Dio otro giro de muñeca e hizo brotar una imagen de una mujer algo más joven, con cara de estar apretando constantemente la mandíbula como si estuviera realizando un esfuerzo supremo.
– Llamada Bel por los tartesios. Oficialmente, es la Basilissa – algo así como la Consejera Delegada. Como ya verá, los tartesios tienen toda una jerga propia.

– Sí, ya vi que tienen un glosario en su sitio web. Francamente, pensé que era un vocabulario ritual. Típico de sectas, vamos.

– Oh, lo es. Es la red conceptual que rige cómo los tartesios hacen su vida – todos los aspectos de su vida. O por lo menos, los tartesios de a pie. Y – hizo surgir otra fotografía, ésta de una mujer más morena – ésta es Marisol Gómez. Su cargo es bastante fluctuante, aunque suele tener que ver con asuntos culturales, relaciones institucionales, cosas así, más bien softcore. Viene a ser una especie de comodín en la estructura.

– ¿Comodín?

– Tanto Bel como Marisol son exparejas de Gebara, que es un mujeriego compulsivo. Mantienen posiciones oficiales importantes en la cooperativa. Creemos que entender las dinámicas personales entre ellos es esencial para entender cómo funciona Tartessos. Y la posición de Marisol es básicamente estar para lo que haga falta – si hay algún hueco que llenar, se la envía. No parece una posición muy importante, pero tampoco parecen prescindir de ella. Personalmente – Valiñas se quitó las gafas y se frotó la nariz – personalmente creo que está un poco de mascota. Pero eso es algo que habrá que verificar.

Siguió mostrándole fotografías: Luis Salazar, el industrial retirado que había servido de mecenas de Tartessos en sus principios; el doctor von Storgen, un psiquiatra granadino de origen alemán que estaba a cargo de Recursos Humanos y Coaching; João Silva, el jefe de Programación brasileño, cuya solicitud de asilo político había sido avalada por Gebara; y finalmente, Kepa Lankide.

– ¿Kepa Lankide? – exclamó Anya, asombrada.

Valiñas asintió. – Fue el que dio amparo a los tartesios cuando solicitaron poder establecerse en la República de Mondragón. Oficialmente, Gebara y él son uña y carne. Nosotros sospechamos que Gebara anda detrás su puesto en la República, y que a Lankide los tartesios lo refuerzan políticamente de algún modo. Lo que tenemos que averiguar es cuáles son exactamente las dinámicas ahí.

– ¿Tenemos? – resopló Anya. – Tendré, querrá decir. Vamos, yo y el gorila que me pongan de escolta.

Valiña se quitó las gafas – parecía tener tendencia a juguetear con ellas cuando asomaba un poco por detrás de su fachada profesional. – ¿No se lo han dicho? Le acompañaré yo.

——-

http://lasindias.com/como-perdimos-el-mundo-03/

Anuncios

Un pensamiento en “Cómo perdimos el tiempo – 3

  1. Pingback: Cómo perdimos el mundo | Samizdat X

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s