El arte de jugar a las damas -13

Cuando las carcajadas hubieron abatido, Aguirre, secándose las lágrimas de risa, le preguntó a Gebara si tenía un plan de negocio.

– Por supuesto – dijo Gebara, todavía mohíno por la recepción – para él completamente inesperada – del nombre de su software. Le tendió un documento de dos hojas sujetadas con un clip.

Aguirre lo examinó. – Esto no es un plan de negocio, esto es un plan de producto. Y bastante flojo, por cierto. Sólo es una lista de especificaciones técnicas más bien genéricas, sin ninguna explicación de su interés. Pero ¿cuál es el modelo de negocio?

– Pues… como decía, vamos a hacer uso del potencial de las redes para potenciar el empoderamiento sin caer en la cultura de adhesión de los libros de caras. Este efecto red generará un procomún de conocimiento y una economía de escalas desde el flujo P2P que nos permitirá llegar a una lógica de la abundancia y un subóptimo paretiano…

– No, no. No me estás entendiendo – le cortó Aguirre. – Lo que te estoy preguntando es: ¿de dónde sale la pasta? ¿Cómo pretendéis hacer que este negocio sea rentable, o por lo menos sostenible?

Gebara miró a Lankide. – Bueno, en realidad ésta es una labor de empoderamiento entre bloggers para generar un procomún de conocimiento público y una cultura del compromiso y empezar a sentar las bases de una economía que no sea la escasez. Una verdadera democracia económica a través de la deliberación en las redes distribuidas. Por eso, acordamos con la Lankidea Elkartea que Tartessos funcionaría como su obra social.

– Un momento, un momento – dijo Lankide. – Hablamos de que Phantomaki sería un proyecto social sin ánimo de lucro para proporcionar un servicio de información relevante a todas las empresas de la cooperativa y para ayudar al PUFO. Que por cierto se me están quejando porque entran a trabajar a las siete y para cuando les llega Aguante! ya les ha dado tiempo de leerse todos los periódicos ellos mismos. Pero ¿que todos los proyectos de Tartessos sean obra social? No, Ismael, no. Eso no es lo que hablamos. Somos una cooperativa, no las Hermanitas de la Caridad.

– La pregunta es muy sencilla – le dijo Aguirre a Gebara, que, por una vez en su vida, se había quedado sin palabras. – ¿Cuál es vuestro modelo de negocio para estos proyectos? O incluso ¿cuál es el modelo de negocio de Tartessos?

Juanjo le susurró a Anya: – Encontrar a un pardillo con dinero al que seducir y desplumar hasta que caiga todo por su propio peso y pasar al siguiente primo al que venderle humo. Pero claro, eso no se lo puede decir.

Gebara volvió a balbucear algo sobre la economía de la abundancia y la disipación de las rentas y vivir arrebatados por el cambio. Aguirre se volvió hacia Lankide: – Mira, Kepa. Me has pedido que te dé una opinión profesional sobre la viabilidad de estos proyectos. Aunque admito que no tengo mucha experiencia en el ámbito de las cooperativas, y aunque los datos disponibles no son muchos, creo que podemos ahorrarnos todos los trámites y te puedo dar mi opinión aquí mismo. – Miró a Gebara. – Estos proyectos son UNA PUTA MIERDA.

Se levantó del asiento, ayudó a Jasone a ponerse su abrigo, y se dirigieron a la salida, hablando de dónde irían a comer. – Ya hablaremos luego – le dijo Kepa a Gebara mientras les acompañaba.

***

El regreso al caserío fue predeciblemente apocalíptico, con Gebara insultando a todo bicho viviente y clamando venganza. (Habían tenido que esperar quince minutos hasta que Gebara dejó de tirarse al suelo de rabia echando espumarajos por la boca y de darle patadas a las farolas y los contenedores de basura, y se calmó lo suficiente como para montar en  la furgoneta).

– ¡¡¡¡HIJOS DE PUTA!!!! ¡TRAIDORES! ¡Claro, yo ya sabía que el cabrón de Aguirre nos iba a dar la puñalada por la espalda! ¡Después del trabajo que le hicimos en Euskalberri, que nos tuvo MESES pidiendo nuestro dinero como pordioseros, y nos la tiene jurada! ¡Tío chusqui, chusqui y violento!

– ¿Violento? – le preguntó Anya a Juanjo en voz baja. (Iban los dos en los asientos delanteros, con Juanjo conduciendo por ser el único tartesio varón que estaba acostumbrado a hacerlo).

– Me dijo João en una borrachera que Gebara le hizo alguna putada personal a Aguirre y Aguirre se plantó en el caserío a decirle que saliera a la calle porque le iba a dar de hostias. Por lo visto Gebara se cagó de miedo. Luego dijo que no se había enfrentado a él porque tuvo un flashback de Rwanda por culpa de su estrés post-traumático, y que Aguirre tenía suerte porque si no lo habría matado. – Aprovecharon un bache en la calzada para disimular sus risas.

– ¡Y la otra! ¡Esa austista ninfómana! ¡Fanática, sadomasoquista y medio asperger, incapaz de entender el habla figurada corriente! ¡Claro! !¡Es una frustrada más de una generación de becarios de la UE que fueron a universidades británicas solo para descubrir que los que se colocaron en la academia al volver eran sus compañeros de clase chinos, nigerianos y vietnamitas, no ellos!

– ¿Vietnamitas? ¿Nigerianos? ¿En la universidad? ¿En qué universidad? – susurró Anya, a duras penas capaz de contener la risa ya.

– Se van a enterar. Se van a enterar. Esto no va a quedar así – no dejaba de repetir Gebara. – Nos vengaremos. Vaya si nos vengaremos. ¿No saben quiénes somos? ¿No saben quién soy yo? YO SOY ISMAEL GEBARA Y NO SABEN LO QUE HAN HECHO.

-…HAN DESPERTADO AL DRAGÓN – susurraron Anya y Juanjo a la vez por separado, y esta vez tuvieron que disimular el ataque de risa fingiendo que les había entrado polen por la ventanilla.

Anuncios

2 pensamientos en “El arte de jugar a las damas -13

  1. Jashondo

    Lo increible no es que haya gente que haya hecho caso a Gebara, sino que todavía le presten atencion. (Y eso por no hablar de los tartesios. Pobrines….)

    Me gusta

    Responder

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s