¿Cómo se dice “gilipollez” en tartesioj/indianus?

Un buen artículo en el Economist sobre por qué el esperanto no tiene futuro, aplicable al tartesioj y su primo el indianus. Los principales puntos son:

  • “La lengua, más que ninguna otra herramienta, se beneficia de los efectos red. Cuanta más gente habla un idioma, más deseable será ese idioma”.
  • “Pero más allá de los números, la gente aprende un idioma para disfrutar de una cultura humana viva y real”.
  • “Tal vez si unos pocos famosos con glamour hablaran esperanto y convirtieran el dominar el esperanto en algo necesario para ser admitido a sus fiestas, el esperanto adquiriría algo de caché cultural”.

Ahora algunas observaciones:

  • Número de tartesios reales: 3. 3 y medio, si se cuenta a João. 3 y tres cuartos si se cuenta a von Storgen. (Aunque claro que João se empeña en decir que el papiamentu es la lengua del futuro, así que así está el percal).
  • Cultura humana viva y real: la reflejada en la Tartesopedia.
  • Famosos con glamour: ¿Kepa Lankide (que por lo demás parece muy contento con el euskera y gracias)? ¿Maite Querejeta? ¿El Wanax Tartesio?

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

PS Para ser expertos en redes, los tartesios parecen tener un desconocimiento pasmoso de los efectos ídem.

PPS Está comprobado que en ni en tartesioj ni en indianus existen términos equivalentes a “follar”. Saquen más conclusiones.

Anuncios

14 pensamientos en “¿Cómo se dice “gilipollez” en tartesioj/indianus?

  1. inofensivo

    por deliberar, aunque sea banalmente, quiero llamar la atención sobre esa manía que tiene el petit timonel con aprender cualquier idioma que se les cruza por el camino… excepto euzkara. Papiamentu, tartesioj, esperanto (hasta que los esperantistas los encararon y retrocedieron como el que ve a satanás), todo menos euzkara, no sea que acabemos siendo corteses con los vecinos de bilbao y hasta ahi iba a durar la tonteria. «si alguien tiene que rasgar las rodilleras con idiomas de otros, van a ser ellos».

    Me gusta

    Responder
    1. inofensivo

      no queria decir aprender. queria decir dar bola, claro. aprender no le hace falta porque el ya aprendio 150 idiomas por osmosis de bebé, entre apiretal y apiretal. los que tienen que hacer el paripé de que lo aprenden son los demás (aunque sea mentira). es como el psicologo, es para los demas, no para el que ya soluciono lo suyo.

      pero vamos, que le dan bola a todo menos al euzkara. sospechoso.

      Me gusta

      Responder
      1. El Dircom de la Gran Cábala Secreta de la IW Autor de la entrada

        Es que el euskera duele. (Como el inglés y el francés para el petit timonel, por otro lado). Aunque supuestamente aprendió ruso cuando estaba de guerrillero en los Túpac Amaru (y supongo que también aymara y guaraní por ósmosis).

        Pero vamos, es que ni un miserable “egun on” o “eskerrik asko” de buena voluntad ¿eh?

        Me gusta

        Responder
  2. Dr. Schöl, Universidad de Viena

    De hecho, el amado líder, promovió el apredizaje del euzkara en el mismo tono con que se inició la práctica de emplear el esperanto en las comunicaciones internas: unas gotas de entusiasmo, abandono rápido. Con libros para nenes. Como tener televisor va en contra de lo que es tener una vida interesante, no se conoce si se ha puesto a seguir Goenkale. La sospecha es que el euzkara es demasiado complejo, seguramente más que gramaticalmente, por la dificultad de reconocer un vocabulario que, moderneces aparte (telefonoa, oliboak), no hay forma de encontrarle raíces reconocibles. Así que mejor nacer en caserío. Demasiadas horas de estudio, que hasta los abertzales de pura cepa que tienen padre de Burgos se encierran inmersos en baserris para, oyes, hacerse más genuinos y recuperar la lengua de la patria arrebatada. Osea.

    Dr. Schöl, Universidad de Viena

    Me gusta

    Responder
  3. Euskalshondo

    ¡Idiomas! Mucho caso es lo que hacéis al pitilintxerri ese que va de jatorra. En el casco viejo de Iruñea, Donosti y Bilbao la entrada prohibida tiene porque traba la lengua al hablar y de babas todo lo deja perdido.

    Me gusta

    Responder
  4. Azenbugranto

    No veo justo comparar el esperanto con “tarteij” o “indanu” o lo que sea eso. El esperanto tiene una larga tradición como lengua, con literatura, uso, una comunidad que lo usa (fluctuante, pero suficientemente amplia), etc., que no tienen esas otras lenguas.

    A la conclusión “Pero más allá de los números, la gente aprende un idioma para disfrutar de una cultura humana viva y real” debo decir que yo aprendí esperanto justo para eso y que mis expectativas se han visto cumplidas. Si se han visto cumplidas para mi, es razonable pensar que lo puedan ser para otro.

    Y la otra conclusión destacable: “La lengua, más que ninguna otra herramienta, se beneficia de los efectos red. Cuanta más gente habla un idioma, más deseable será ese idioma”. Entonces no sé qué hacemos aquí perdiendo el tiempo cuando deberíamos dedicarlo a aprender chino mandarín.

    Me gusta

    Responder
    1. Uruguayan Crew

      Ohh: pero es que los comerciantes errantes deberían aprender mandarín, porque es donde está el mercado! Y los chinos que hablan mandarín no van a dedicar demasiado tiempo a aprender esperanto. Que no tiene efecto red, aunque los aficionados se lo pasen estupendamente. Algo que es legítimo y está muy bien. Lo que sucede es que los desertores del esperanto (estos tartesios…) promovían su tartesioj por las mismas razones que el esperantismo. Y, en los dos casos (el segundo es ridículo, por supuesto) no hay efecto red. Las academias de chino proliferan por el mundo.

      Me gusta

      Responder
  5. El Ojo que todo lo ve, desde el TEDxMadrid

    Hay que recordar que estos tartesios, cuando aun en su época esperantista, pretendían ofrecer servicios de interpretación en eventos internacionales usando el esperanto como lengua vehicular. Osea querían, una vez más, convertirse en intermediarios, escapando de cualquier tipo de control por parte de sus clientes que obviamente no tendrían forma de saber lo que se estaría traduciendo (pero ellos lo llaman “empoderar y generar autonomías”). La idea, menos mal, nació fallida. Ni llegaron a calcular los costes de un servicio así.

    Me gusta

    Responder

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s