Humo será, pero humo embotellado

NOTA: si no les funcionan algunos enlaces en nuestros posts, y les sale un error 403 o un mensaje de que el acceso está prohibido, hagan clic en la URL del enlace en su barra de navegación y den a ENTER (no refresquen la página, no sirve de nada), o simplemente copien y peguen el enlace en su barra de navegación. Se han bloqueado los enlaces desde nuestra página. Qué grande es el poder de las redes ¿eh?

Del disco duro de Ismael Gebara:

Hoy no ha sido un día más en Tartessos. Nunca es un día más en Tartessolandia (Tartessos is not Euzkadi!). Hoy tampoco. Hoy, el sol amaneció por Asia, y a nosotros que miramos a Asia con la dedicación del que quiere aparentar que sabe del tema, nos cogió mirándolo de cara.

Hoy, Adriana nos manda una foto desde el angloverso. Viaja por libre y no lo apruebo, pero tampoco pongo en duda su compromiso. Sabemos que no regresará a México DF con el rabo entre las patas. Bel y Marisol salen de casa vestidas de gala de Bershka (pero de outlet, que la crisis aprieta) para ir a una Panadería a vender una webesita que va a transformar el mercado del pan.

Joao y la indiesita (nunca me acuerdo de cómo se llama) pergeñan un plan de negocio para esa cooperativa con la que finalmente se emancipen. Con ellos no salen las cuentas. Las mías no. Pero las de ellos tampoco, osea, luego les he corregido el Excel y hemos brindado en nombre del éxito comercial.

Clac clac clac. El kibbutz glam mini baserri tartesso se llena con los impactos de mis dedos sobre el teclado negro de mi ak-47 informacional. Los Phantomakianos a los que he engañado para postear en el Enredado ya están logueados al chat. Les interrumpo para decirles que lean mi última ocurrencia. Si dejo de hacerlo un día o dos, descubrirán a cualquier gafapasta de Gaztetxe y quién sabe. Puede que algo peor, que lean otros blogs, o vayan a Twitter. Mejor no darles tiempo, en Tartessos es más interesante.

Clac clac clac. Continúo escribiendo. Hoy toca post épico-lírico cargado de ego con la boca apiñonada y mis dedos imprecisos, rotundos. Rotundos como choricillos, pequeños martillos pro-mercado con olor a victoria. Mark Twain estaría orgulloso.

Hoy no ha sido un día más en Tartessos. Nunca es un día más en Tartessolandia.

Anuncios

Un pensamiento en “Humo será, pero humo embotellado

  1. Pingback: Declaración de Burdeos | Indiano Watch

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s