Seguimos con los Tartesioleaks

NOTA: si no les funcionan algunos enlaces en nuestros posts, y les sale un error 403 o un mensaje de que el acceso está prohibido, hagan clic en la URL del enlace en su barra de navegación y den a ENTER (no refresquen la página, no sirve de nada), o simplemente copien y peguen el enlace en su barra de navegación. Se han bloqueado los enlaces desde nuestra página. Qué grande es el poder de las redes ¿eh?

Extracto del borrador del informe de seguimiento de la CIA sobre Tartessos filtrado por Snowden y descubierto recientemente por reporteros pagados por Scholar. Este último ha rechazado su publicación anto lo anodino del pensamiento tartesio (¡ni siquiera hablan ya en tartesioj!). Destacamos los párrafos más llamativos del informe acerca de la neoespiritualidad tartesia, pues el analista no ha podido reprimir su cachondeo:

“Gebara – es irrelevante decir Tartessos, pues todo el pensamiento tartesio consiste en las ocurrencias del amado líder – ha caído en una deriva intelectual que le aboca a convertirse en un gurú de libros de autoayuda. Con la salvedad de que para emplear el calificativo de gurú hace falta una cierta masa de seguidores, sí podemos certificar la existencia de rasgos de secta en el movimiento tartesio, por lo que el término gurú debe leerse como la aspiración no confesada de Gebara.

La conceptualización del vago y arbitrario concepto “una vida interesante” empieza a recordar a la cienciología (la diánetica se describe a sí misma  como “ciencia moderna para la salud mental”). La suma de un pretendido editor de la Posta Tartesia que se declara minimalista y la sucesión de elogios a la meditación (antes, estas cuestiones ponían al interlocutor al borde de la homosexualidad y la pederastia) muestran todo un agotamiento del proceso de emplear siempre la misma idea para engañar nuevos incautos: ni Fundamentos, ni Declaraciones de Persépolis ni nuevas neoconstituciones en mesas de trabajo con intentos de agregar a la secta a meros empleados y otros incautos que pasaban por ahí. Lo pseudoreligioso, pues, llena el vacío de ideas.

El amor de Gebara por los papas adquiere tintes que conducen al examen profesional de su estado psicológico: admira a los papas porque escriben encíclicas, todo el mundo se las escucha y son presentadas como irrefutables: lo dijo el Papa, punto redondo. Como él. Ha tenido la osadía de marcar un pasaje de Evangelii Gaudium como “el papa explica la descomposición”. Con un par. Y hay que leerlo para creerlo: el papa hace todo un canto contra la libertad de mercado, la globalización y el consumo. El capitalismo que viene.

A la espera de ver el editorial de Navidad (¿Navidad? ¿pero Tartessos no tenía fechas propias alejadas de las instituciones estatales?) y su conexión con el papado y los arzobispos”

Anuncios

Un pensamiento en “Seguimos con los Tartesioleaks

  1. inofensivo

    lo seudoreligioso, osea, la supersticion y la superchería, como eso de cruzar la sal por el lado equivocado de la mesa, derramar el vino a conciencia y limpiarlo sin acordarse de los muertos de los muertos y brindar con agua. todo muy religioso, osea, pseudoreligioso, osea supersticioso. quiza por eso tiene esas agarradas con la supersticion y da la chapa con lo de que lo suyo no es supersticion… ¿proyeccion de nuevo?

    Me gusta

    Responder

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s