Teoría tartesia del lenguaje

NOTA: si no les funcionan algunos enlaces en nuestros posts, y les sale un error 403 o un mensaje de que el acceso está prohibido, hagan clic en la URL del enlace en su barra de navegación y den a ENTER (no refresquen la página, no sirve de nada), o simplemente copien y peguen el enlace en su barra de navegación. Se han bloqueado los enlaces desde nuestra página. Qué grande es el poder de las redes ¿eh?

Échense a temblar, queridos lectores. El Amado Líder ha descubierto la teoría de los actos de habla a través del pobre teórico chileno Rafael Flores (pobre por la animalada intelectual que va a perpetrar el Amado Líder con sus ideas. De Austin y Searle ya ni hablamos). Aquí les ofrecemos el comentario de nuestro corresponsal filosófico-lingüístico:

Esencialmente, el Pequeño Timonel parece haber entendido que una teoría del lenguaje es un instrumento más de control (muy en su línea foucauldiana de que todo al final es cuestión de relaciones de poder). Aquí habla de los juicios (es decir, los enunciados que expresan opiniones subjetivas):

los juicios no solo revelan qué somos, sino que nos constituyen de una determinada manera a través de su carácter (si son positivos o negativos, esto es, si abren o cierran posibilidades de acción) y de las personas y hechos a los que otorguemos autoridad para juzgarlos.

Y aquí es donde el planteamiento general empieza a concretarse en técnica. ¿Cómo fundar un juicio para que sea efectivo y útil? Explicitando la inquietud que nos lleva a hacerlo (para qué decimos eso, ¿es legítimo? ¿tiene sentido?), en qué dominio (en qué ámbito, ¿coincide con un ámbito de nuestro expertise donde los demás nos concedan autoridad?), desde qué estándares (qué escala le ponemos a los adjetivos, a los valores subjetivos, lo que para mi es grande no tiene que serlo para otro, explicitar una escala ayuda a fundamentar el juicio frente al oyente) y finalmente exponiendo como sustento afirmaciones, hechos objetivos verificados y no juicios.

O sea, Marisol, tú que tienes ínfulas literarias, cada vez que te arriesgues a decir que te gusta un escritor, pongamos, tendrás que justificar para qué lo dices, si es legítimo, si tiene sentido, si tienes expertise, cuáles son tus estándares, y además proporcionar pruebas empíricas. Y lo mismo para todos: con lo cual a los minions al final les va a resultar mucho más fácil y menos cansado dejar de expresar opiniones propias y someterse a la autoridad última y fuente de todo conocimiento tartesio: esto es, la opinión de Gebara en ese momento (porque hay que tener en cuenta que Gebara es cambiante cual veleta).

Pero es que hay más: el lenguaje crea la realidad, y por lo visto la crea porque las conversaciones seguirían un ciclo de pedido-oferta “cuyo resultado es la construcción permanente de futuros en todos los ámbitos” y que suena sospechosamente parecido a la oferta y la demanda en economía. Valeeeeeee, toda la complejidad del lenguaje y la conversación a tomar por culo de un plumazo.

Por lo visto, los tartesios, en su estrategia de reposicionamiento, están planteándose ofrecer  una especie de consultoría lingüística:

La idea es «reposicionar», modificar la postura desde la que es vista la organización a través de una estrategia diseñada sobre una serie de objetivos/valores a alcanzar (marcas de posicionamiento). Pero también implica toda una base teórica sobre la aparición y consolidación de relatos, valores, símbolos y mitos en la conversación social en la que la empresa, como toda otra organización social, se mueve en un espacio público y es por tanto, un sujeto político.

Osea, parecen estar dando a entender que ellos se ocuparían de hacer lo que se conoce como gestión de la reputación o gestión de marca. Sólo tengo tres comentarios que hacer al respecto:

(a) Pedirles a los tartesios que hagan gestión de tu reputación o de tu marca es como confiarle la edición del Talmud a Goebbels. Pedirles que analicen el discurso de tu empresa es como dejar que un orangután depure el software de tu ordenador dándole al disco duro con una broca.

(b) La comprensión e interpretación de las teorías lingüísticas (y filosóficas) mencionadas por parte del Amado Líder sólo puede describirse con una palabra. Basura.

(c) Yo le recomendaría que se dedicara a la Programación Neurolingüística. Si lo que quiere es una combinación de charlatanería, sectarismo, y un deseo no tan disimulado de control, es la opción perfecta. Pero por favor, que deje en paz a los pobres Austin y Searle, que no tienen culpa de nada.

PS Por cierto, Pequeño Timonel: el golpe de Estado de Pinochet fue en 1973, no en 1974. Cómo nos bailan las fechas, ¿eh?

Anuncios

Un pensamiento en “Teoría tartesia del lenguaje

  1. Minion

    Envidia nacionalista vestidita de jade, el golpe de estado fue en 1974, que Él estuvo alli. Osea, y Él a ti no te vio.

    Los de aquí os creéis muy listos pero yo sé que el lenguaje es como un software mental, du komprendej?. Y Él puede enseñarte a convertir la alfa en la omega, y darle la vuelta a tu vida para que sea interesante, y convertir el agua en vino, y multiplicar los contratos y los peces. Pero para ello debes abrazar la fe verdadera (y empezar a trabajar sin cobrar, pero eso está bien, aparta tus prejuicios y lo entenderás cuando abraces la fe verdadera).

    Me gusta

    Responder

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s