El asesino de Nochebuena – 2

NOTA: si no les funcionan algunos enlaces en nuestros posts, y les sale un error 403 o un mensaje de que el acceso está prohibido, hagan clic en la URL del enlace en su barra de navegación y den a ENTER (no refresquen la página, no sirve de nada), o simplemente copien y peguen el enlace en su barra de navegación. Se han bloqueado los enlaces desde nuestra página. Qué grande es el poder de las redes ¿eh?

Todo había empezado dos semanas antes, con la gran debacle del Letxuga Eguna.

Las cosas con Kepa Lankide llevaban pochas una temporada. Ismael no entendía por qué Kepa parecía haber perdido su entusiasmo por nuestros visionarios proyectos y estaba empezando a pedir que desglosáramos nuestras facturas y justificáramos nuestros gastos (Bel estaba indignada, bufando por las esquinas: “¿Pero cómo se atreve? ¿Pero sabe con quién está hablando? ¿Sabe quiénes somos? ¡Yo soy Bel, la Basilissa de Tartessos! ¿Cómo se atreve a pedirme eso a mí?” Yo me dedicaba a hacer tarta de chocolate. Y comérmela.)

La verdad es que Ismael llevaba inquieto desde el momento en que habíamos llegado a un acuerdo con la Lankide Elkartea. No sé si estaré imaginándomelo, pero tengo la sensación de que cada vez que teníamos un cierto éxito profesional y perspectivas de futuro con alguien externo a Tartesos, Ismael empezaba a sentirse restringido y coartado y a buscar vías para escurrirse de esas restricciones. (Una vez von Storgen dijo que Ismael se autosabotea y que es un ciclo vicioso, pero von Storgen, como sabemos todos, es un homosexual reprimido y ladrón y chorizo y mentiroso y perverso sexual. Ups, si ni siquiera debería reconocer su existencia. Bueno, da igual. Total, nadie me va a leer).

El caso es que Ismael aguantó una temporada siguiendo el discurso de Kepa, e incluso estuvo repitiendo lo del “nuevo estilo de relaciones” como un papagayo, sin creérselo. Esto suena asqueroso e hipócrita, pero Ismael nos lo explicó: en realidad es la taqqiya que aprendió entre los yihadistas de Yugoslavia – la cuestión es que es legítimo disimular las propias creencias y fingir que aceptas la del otro para infiltrarte y conseguir tus objetivos. Porque, como siempre dice Ismael, su fin justifica los medios.

Pero al final ya no pudo más y se puso a escribir una serie de posts sobre lo xenófoba y racista y nacionalista centralista que es la idea de las especies invasoras y a criticar el localismo. El problema es que en el País Vasco esto no lo entendieron muy bien, porque en el fondo, como dice Ismael, son unos estreñidos mentales que son la prueba viviente de que la endogamia no funciona.

En la Lankide Elkartea al principio se hicieron los tontos, porque en principio se habían comprometido a lo de la tontería de Phantomaki, pero al final se debieron de coscar. Y Kepa nos invitó al Lankide Eguna.

A ninguno nos apetecía ir, pero Ismael y Bel se habían escaqueado el año anterior, así que iba a cantar mucho si tampoco se presentaban, y más en aquella tesitura. Con lo cual nos presentamos todos con la pañoleta y Kepa se empeñó en que hiciéramos con él el recorrido por los cultivos ecológicos de la cooperativa.

A ver. En Tartessos, por mucho que digamos que somos nómadas, somos todos unos urbanitas perdidos. Lo más campestre que tenemos es Bel, que se crío en las Cuencas asturianas, pero dice que los de Mieres salen corriendo cuando ven una vaca. Así que lo único que sabemos del campo es que está lleno de boñigas y no hay wi-fi. Y a  nosotros lo que nos gustan son las utopías de Neal Stephenson (porque son utopías por mucho que él se empeñe. Qué sabrá el autor).

La cuestión es que el día antes Ismael había escrito un post fascinante sobre las connotaciones ideológicas de la lechuga. Así que Kepa no dejaba de mirarle de refilón según caminábamos por entre los surcos de lechuga y escarola y otras cosas así que sólo comen los conejos. Pero Ismael, como el gran líder visionario que es, no se dio por aludido. Por el contrario, se creció, y empezó a disertar sobre lo absurdo que era hablar de “especies invasoras” en biología, y cómo la contaminación y la transnacionalidad biológicas son el futuro de la agricultura ecológica.

– … Porque claro, todo el mundo hablando de cómo el cangrejo americano se come al cangrejo de río, pero ¡hay que dejarse arrebatar por el cambio! ¿Por qué no aprovechar la oportunidad? ¿Por qué no hacer “paellas indianas”? ¿Por qué no hacer sashimi de cangrejo americano?

– Porque el cangrejo americano no sabe a una puta mierda – gruñó un cooperativista que andaba trabajando en el surco. Ismael lo ignoró.

– ¿Por qué ese empeño nazi y xenófobo en mantener fuera “lo que no es de aquí”? – insistió Ismael ante las miradas cada vez más hostiles de los cooperativistas. – ¿Por qué no entender que la famosa biodiversidad es como el mercado, y que favorecer especies por motivos nacionalistas es el equivalente del capitalismo de amigotes?  – Se puso a bracear, como si quisiera abarcar todo el campo con sus manos. Se tropezó y casi se cayó en un surco, pero con su capacidad de liderazgo se repuso a tiempo y se consiguió agarrar a un árbol.

– ¡¡¡Cuidado!!! – gritó el cooperativista de los cangrejos. – ¡¡¡Que en ese árbol hay un nido de avispas asiáticas!!!!

– ¡¡¡¡¡Asiáticas, asiáticas!!!!! ¿¿¿¿Y qué???? – chilló Ismael. – ¡¡¡¡Ya está bien de tanta xenofobia con los chinos!!!!! Que si “los chinos vienen a quitarnos nuestros trabajos”, que si “vienen a quitarnos lo nuestro”, que si “no se integran”, que si “no son de aquí”…

– ¡¡¡¡QUE NO, QUE ES QUE MUERDEN!!!!!

– ¿Qué van a morder? ¿Pero es que os creéis toda la propaganda nacionalista y centralista? ¿Es que no os dáis cuenta de qu la biología sólo es la fachada de un discurso racista y xenófobo subyacenteeeeeeeeee…..aaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!

Y salió corriendo por el campo, perseguido por un enjambre de avispas furiosas.

Anuncios

2 pensamientos en “El asesino de Nochebuena – 2

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s