¡Austrohúngaro!

NOTA: si no les funcionan algunos enlaces en nuestros posts, y les sale un error 403 o un mensaje de que el acceso está prohibido, hagan clic en la URL del enlace en su barra de navegación y den a ENTER (no refresquen la página, no sirve de nada), o simplemente copien y peguen el enlace en su barra de navegación. Se han bloqueado los enlaces desde nuestra página. Qué grande es el poder de las redes ¿eh?

La pifia Mauritania-Isla Mauricio del otro día no fue una aberración puntual, parece: hoy Adriana nos deleita de nuevo con sus historias lacrimógenas de emigrantes centroeuropeos, contándonos la vida de Robert Capa.

Que nació en Budapest. Budapest, que, para los tartesios, por lo visto es la capital de Bulgaria.

Y esto no parece ser una ida de olla o un desliz del teclado, no: Adriana se reafirma toda contundente en que Robert Capa, búlgaro de Budapest, tuvo que dejar Bulgaria cuando los fascistas se hicieron con el poder.

(Independientemente de todo esto, el estilo como autora de Adriana puede denominarse de “sesos revueltos”. Porque hay que ver lo mal escrito y confuso que es este párrafo:

Por aquellos días conocería a Gerta Pohorylle, una judía alemana también refugiada en París, también fotógrafa. Se convirtieron en pareja y se cansaron de trabajos mal pagados por lo que un día decidieron convertirse en Robert Capa. Ese día nace un fotógrafo norteamericano muy famoso que ha venido a París a trabajar. No se reúne con nadie, vende sus fotos sólo a través de su asistente y, debido a su fama internacional, cobra el triple de lo habitual. Así es, hasta que un tiempo después naciera Gerda Taro, ambos fueron Robert Capa y Robert Capa fue un relato desde su nacimiento.)

En la Gran Cábala Secreta de la IndianoWatch sospechamos que Adriana debe de haberse criado con relatos de sus familiares emigrados centroeuropeos, es más bien inculta, y para ella todo lo que había en Europa Central y Oriental antes de la Segunda Guerra Mundial era parte del Imperio Austrohúngaro. Así que Hungría, Bulgaria, Rumanía, Letonia ¿qué más da?

El problema, por supuesto, es que ni siquiera podemos imitar al recordado Berlanga y exclamar ¡austrohúngaro! Porque Bulgaria nunca formó parte del Imperio Austrohúngaro, y Robert Capa parece no haber pisado ese país tan eslavo en su vida (nota para Adriana: los húngaros no son eslavos).

Así que nos reiteramos: ¿qué coño están pagando los que pagan por la “inteligencia” tartesia?

Capa

ACTUALIZACIÓN DE ÚLTIMA HORA: Los tartesios, demostrando que nos leen atentamente, acaban de cambiar Bulgaria por Hungría. Suponemos que tragarse el orgullo es preferible a mostrar que son unos analistas de inteligencia geopolítica que no saben dónde está Budapest.

OTRA ACTUALIZACIÓN: Y no, no han corregido lo de Mauritania.

Anuncios

12 pensamientos en “¡Austrohúngaro!

  1. Robert Capa

    Nos convertimos en Robert Capa porque nos inspiramos en Ismael Gebara que demostró una sorprendente habilidad de convertir sus amantes, examantes y demás acólitos en ¡él mismo! Así escribieron todos desde la misma postura filosófica y con los mismos errores ortográficos en el gran medio dedicado a la vida interesante con el que desbancaron a Yahoo! como empresa de contenidos. En esa gran figura histórica de los siglos que vienen nos hemos inspirado. Atentamente, Robert Capa.

    Me gusta

    Responder
  2. Dr. Schöl - Universidad de Viena

    ¿Pero han corregido lo de Mauritania? Si no, es que esa cosa de Phantomaki no es visible y…. les da igual. Que no sea visible, ya dice mucho.
    Es divertivo comprobar como Mr. Gebara está queriendo recuperar ciberpunk llamándolo Una vida intersante y mutarlo desde un activismo más o menos de salón con una especie de JotDown que se queda en web de autoayuda.
    ¿Habrá que aclararle que Buda y Pest son originalmente dos ciudades?

    Me gusta

    Responder
  3. inofensivo

    Estoy inofensivamente indignado porque mis chistes sobre Austria y los canguros y sobre Suiza v. Suecia no han aguantado el primer empuje de esa realidad arrastrada por el cambio de interés de lo que Gebara considera relevante.

    Bulgaria capital Budapest, y cero en sociales y tú vas a ser el primero en repetir la ESO. El complejo de Adán le está llevando demasiado lejos.

    Visto así es normal entender que insistan en ir hacia América, así su neocolonialismo españolista (Las Indias, que coño no habia un nombre más español y colonialista?) calma su ambición. Qué intenten ir a América. A ver cómo se les da. Ah, que ya lo intentaron. Fue un éxito. Leí la versión del propio Gebara en su web. Seguro que dice la verdad, ja ja.

    Ya me los imagino en Atenas pidiendo un Döner Kebab, para integrarse culturalmente. Aunque bueno, para eso hay que salir del área metropolitana de Bilbao. Está complicado, la vida del trabajador autónomo que tiene que mantener a la familia, mucho más si la familia es un harem de mujeres de mediana edad sin proyección profesional, es muy interesante pero el amiguismo sólo entiende de pasillos, despachos a puerta cerrada y presencialidad. Menos nomadismo y más amigotismo de subvenciones. Una vida interesante.

    PS. Mención aparte a la labor de edición del señor Colin Girth, menudo editor que publica los contenidos sin revisarlos, o que los lee y no los corrige, o que ve los errores y ni se entera.

    Me gusta

    Responder
  4. inofensivo

    Lo de “inventarlo todo” en el caso tartesso debe ser una broma interna. “No hay cojones de inventarnos una historia directamente desde la chistera y colarla doblada como si fuera un trabajo de investigación” “Qué no hay cojones??? Claro que hay cojones!!!! ya vas a ver!!!”.

    Me gusta

    Responder
    1. El Dircom de la Gran Cábala Secreta de la IW Autor de la entrada

      Lo más gracioso es que parece que Adriana ni siquiera se molestó en consultar la entrada de Wikipedia. ¡De Wikipedia! Esto hace añorar los tiempos en que escribían (y pretendían cobrar por) informes sobre repúblicas ex-soviéticas y políticos lusófonos que, efectivamente, estaban tomados directamente de Wikipedia y el anuario de la CIA Y NADA MÁS.

      Me gusta

      Responder
  5. phylenova

    Está clara la moraleja: Para tener una vida interesante hay que inventarse un pasado, una identidad y una vida para colársela a tus clientes. Ellos mismos ya nos advierten.

    Me gusta

    Responder
  6. Pingback: Yorokobu no es una vida interesante | Indiano Watch

  7. Pingback: No hace falta saber idiomas para tener una vida interesante | Indiano Watch

  8. Pingback: La Ancovoligo no sabe qué pasa en Hong Kong | Indiano Watch

  9. Pingback: Espoleando los espoilongos | Indiano Watch

  10. Pingback: We’re baaaaaaaaaack | Indiano Watch

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s