El Amado Líder se ha montado una vida interesante en Yorokobu

NOTA: si no les funcionan algunos enlaces en nuestros posts, y les sale un error 403 o un mensaje de que el acceso está prohibido, hagan clic en la URL del enlace en su barra de navegación y den a ENTER (no refresquen la página, no sirve de nada), o simplemente copien y peguen el enlace en su barra de navegación. Se han bloqueado los enlaces desde nuestra página. Qué grande es el poder de las redes ¿eh? (Y de la vida interesante). 

Parece que el Gran Timonel ha encontrado un nicho permanente donde aparcar el, erm, cojincito en Yorokobu. Ahora la vaina de moda entre los tartesios parece ser la Economía Directa (¿porque suponemos que hay economía indirecta?). Así que Mar Abad, rendida a los pies del Líder Visionario, le ha vuelto a dar espacio para sus pajas mentales profundos ensayos: aquí mismo.

¿De qué va el tema? Pues la verdad es que no se entiende muy bien, pero es que el Gran Timonel nunca destacó precisamente por sus dotes de escritor:

La receta es aparentemente sencilla y deja obsoletos los manuales de planes de negocio y los esfuerzos de las incubadoras. El punto de partida es una idea que se hace prototipo y puede convertirse en miles de unidades por cien mil euros o menos. No hace falta que resuelva un problema universal, no es necesario que haya millones de potenciales clientes.

Ni siquiera es importante que los consumidores vivan en el mismo continente. La idea es vender en internet para un público bien definido por friki o minoritario que sea, por disperso que esté. Lo importante es asegurar el éxito de la primera producción antes de mandar el encargo en firme a fábrica. Si no quieres recurrir a un sitio de crowdsourcing siempre puedes abrir un formulario de reserva en tu página.

Parece que con “economía directa” Gebara se está refiriendo a algo parecido a la Larga Cola de Chris Anderson mezclada con la fabricación de productitos no muy caros y el crowdsourcing. Como siempre, el Gran Timonel se apropia de ideas de otros sin citar a los autores y las reempaqueta como propias bajo un término que pretende convertir en viral (ja).

¿Qué se puede deducir de esta paja mental este post en Yorokobu?

  • Parece que los tartesios han renunciado definitivamente al mundo de las incubadoras a buenas horas tras el fiasco estrepitoso de Serum. Posiblemente porque nunca, jamás han tenido nada que incubar más que las Chapucillas Electrónicas de João y señora.
  • Gracias a las buenas artes de Mar Abad, los tartesios parecen estar tratando de repocionarse como gurús en los círculos smokemprendedores. Que no son necesariamente vendedores de ecigs, sino simplemente de humo. Como el Amado Líder acabe lamiéndole el culo a los hipsters nacionales tras su jeremíada contra la gentrificación y los creativos pijos que comen sushi en Malasaña, nos vamos a partir el culo de risa en la IndianoWatch.
  • Es divertídisimo que los tartesios se dediquen a pontificar sobre la fabricación de cosas – lo que sea – cuando ellos no han hecho NADA en su vida. Pero res de res. Oh, perdón, sí. Se dedicaron a embotellar cerveza botulímica hace tiempo. Para consumo propio. Y eso ya los convierte en expertos mundiales en emprendedurismo, fabricación artesanal, y economía directa, por supuesto.
  • ¿Se lanzarán los tartesios a la aventura, arriesgarán algo, y tratarán de fabricar algo por primera vez en la historia? ¿O más bien se posicionarán como expertos en “economía directa”, “fabbing”, “impresión 3D”, y “fabricación artesanal” sin haber fabricado nada nunca, para intentar engatusar a pobres crédulos hipsterosos de Malasaña (porque francamente no creemos que eso cuele en la margen izquierda NI DE COÑA), amparándose en la reputación de Mar Abad y Yorokobu? Adivinen cuál es nuestra apuesta en la IndianoWatch.
Anuncios

7 pensamientos en “El Amado Líder se ha montado una vida interesante en Yorokobu

  1. Amazoniako Indianoak

    Y téngase en cuenta que la segunda serie de cerveza salió poco paladeable: ahí se terminó la magia cervecera. Fijémonos como de las filés ya ni se habla, ni de Lankide… Recurrir a Yorokobu es un intento de romper el círculo cerrado en el que viven con temas que no interesan a nadie: lo mismo nos ven en la revista publicitario hispteresca a mayor gloria del periodismo salvador. ¿Preparando el retorno a Madrid si aparece el proyecto más tonto? Alguna chapucilla electrónica bastará para rebuscar el cuento de los pies en polvorosa (ni filés, ni piepowders ni nada de nada) y decir que los transhumantes inician otro proceso de… fuga. Aviso: han hecho un retorno al presunto origen de la playita asturiana después de haber convertido la posta tartesia… en un remedo de Yorokobu. Aquí huele a mudanza.

    Me gusta

    Responder
  2. The Indians

    2014 y los tartesianos siguen confundiendo crowdfunding con crowdsourcing. Pero son expertos en economía directa. Ajá.

    Me gusta

    Responder
  3. Madritarra Legantoj

    No solo en Yorokobu, también en elEstadao de Brasil

    http://blogs.estadao.com.br/procura-se/longa-vida-ao-link-uma-conversa-com-david-de-ugarte/

    Una entrevista en la que dice conversar con Ricardo gallil:

    Ugarte explica que, em conversa com o fundador de Menéame, soube que a receita por CPM (cada mil impressões) de publicidade está em torno de 22 centavos de euro (perto dos oitenta centavos de real), ao passo em que nos grande veículos, a receita por mil impressões pode chegar à casa dos quatro euros (+ou- doze reais). Ou seja, para cada visitante que o Menéame gera para os jornais, ele fatura quase vinte vezes menos que o site beneficiado com o link”.

    Pero creo que la conversación es una copia de una entrada de post en meneame:

    http://blog.meneame.net/2014/02/16/posicionamiento-de-meneame-sobre-la-tasa-a-agregadores-de-la-nueva-ley-de-propiedad-intelectual/

    El ingreso medio total (sumando todas las posiciones publicitarias) de Menéame por cada mil páginas impresas es de 0,22 €. En los medios de comunicación tradicionales -gracias a contratos, intersticiales, publicidad institucional-, los ingresos totales por mil páginas son 4 € según cruce de datos de tráfico de Comscore e ingresos de publicidad en 2011. Es decir, cada visita única desde Menéame genera para el sitio enlazado ingresos que son casi veinte veces superiores a los que genera a Menéame.

    Igual ese es el problema. No distinguir entre realidad y la película que se monta.

    Me gusta

    Responder
    1. Boba Fett

      qué sarta de mentiras, pero si todo internet ha leído el post del blog de Meneame, ¿a quien quiere engañar? ah, espera, a los de siempre: gente que tiene más poder y dinero que conocimientos de internet, ese caldo de cultivo para que estos smokemprendedores de pacotilla trituren la credibilidad de toda consultora que no sea Everis o Accenture.

      Me gusta

      Responder
  4. Pingback: Montarse películas no es una vida interesante | Indiano Watch

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s