Uber malo, myTaxi es una vida interesante

Uno de nuestros avezados lectores (ese público que tanto nos quiere y al que tanto debemos) nos señala la incoherencia de la postura tartesia sobre Uber y myTaxi, las aplicaciones de transporte. Oséase:

En su reciente post lameculístico sobre Bruce Sterling, el Amado Líder dice:

¿Qué pasa si los taxis de las principales ciudades son sustituidos por Uber? ¿Si una parte central de tu sistema de transporte urbano depende de una app basada en California? ¿Crees que un ayuntamiento podría ganarle un pulso a una multinacional así con el tipo de batallas que libra contra los sindicalistas del taxi? ¿Qué pasa cuando tus calles y tus coches son commodities que se coordinan gracias a un software y un juego de reglas que no controlas? Y tal vez lo más clarificador: ¿De verdad crees que en California dejarían que su sistema de transporte tuviera su cerebro en Barcelona?

Es decir, que Uber es centralizado y malvado y los usuarios no lo pueden controlar. Caca, caca. (¿Y resulta que ahora los sindicatos del taxi son buenos?)

Compárese eso con el post entusiástico que escribió Nat hace un tiempo sobre myTaxi;

Si hay algo que me fascina es el uso social de las tecnologías y su capacidad para modificar hábitos, comportamientos e incluso, el mercado. […]

Y una vez más, este ha sido en la última temporada el caso de myTaxi, una aplicación que te permite localizar, reservar y pagar el servicio desde el móvil. En mi caso el prescriptor fue el propio prestador del servicio, un taxista en Barcelona quien durante un trayecto de unos 15 minutos se dedicó a explicar descarga, configuración, funcionalidades para el cliente, para el conductor, beneficios económicos para ambas partes así como su probada capacidad para aumentar su facturación mensual. Un auténtico tutorial. Pero además de lo económico su discurso reposaba en la confianza y la seguridad de tener contacto directo con el conductor, al tiempo que dejaba traslucir una sonrisa pícara para concluir con que «al final del trayecto puedes valorar la calidad del servicio, me puntuarías a mí y al coche, y claro, yo me voy a esforzar en que me des la máxima puntuación». Maravilloso, verdad? Pocas semanas después, ya como usuaria de myTaxy y en Madrid, se repitieron conversaciones y argumentaciones. De la queja de los últimos tiempos por la falta de clientela, contaban cómo volaban las peticiones en las pantallas de los teléfonos. Y una vez más la carrera terminaban con un «no te olvides valorarme!».

¿Osea, que myTaxi bueno pero Uber caca? ¿Los tartesios no se han dado cuenta de que myTaxi es una app tan centralizada como Uber? ¿O es que tener la sede en Hamburgo es de algún modo preferible a tenerla en California? ¿Acaso es todo esto una estrategia para lamer el culo a – sí – los alemanes, visto el post elogioso que publican hoy en la Posta de Tartessos?

Vale que myTaxi es una app que ofrecen en exclusiva los taxistas, mientras que Uber es problemático porque hace que cualquiera pueda ofrecer un transporte. Pero pero pero… ¿no es eso precisamente lo que propugnan los tartesios? ¿Acabar con los monopolios? ¿No era que el empoderamiento y la autonomía molan? (siempre que no sea usando Flash, que es el demooooooooonio. En el 2014. Sí). ¿No era que hay que ser emprendedores?

Nosotros no entender.

Anuncios

Un pensamiento en “Uber malo, myTaxi es una vida interesante

  1. Pingback: EIIL (aunque ya no se llame así) tiene una vida interesante | Indiano Watch

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s