Los amigos imaginarios de la anchoa

Un conocido de la Gran Cábala Secreta de la IW nos ha comentado en alguna ocasión que le da cierta vergüenza ajena leernos, porque tiene la sensación de que es como meterse con un niño retrasado.

Nosotros no estamos de acuerdo, por supuesto (ningún niño retrasado es tan cabrón como han sido los tartesios con nosotros y con mucha otra gente). Pero a veces hacen cosas que nos hacen pensar que tal vez nuestro conocido tenga algo de razón.

Ahora se están inventando amigos imaginarios. 

A ver, Gebara. La Ancovoligo SOIS VOSOTROS. Ancovoligo = Tartessos. Es todo una fábrica de humo. Y “los que están de gira por América con una explosión de sabores” son el indiesito y señora que han ido de visita a casa de la mamá de ella. O sea, a casa de la suegra.

No hay cooperativa transnacional. No hay proyectos. No hay dinero. Tenéis “tantos pasaportes distintos como socios” – o sea, tres. Tenéis el cuento de siempre, el camelo de siempre, la labia vacía y el bluff de siempre.

Lo único que queda, al final, es Gebara solo en su cabeza, manejando a sus títeres a su antojo y creyéndose que eso es un diálogo de verdad.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Los amigos imaginarios de la anchoa

  1. phylenova

    Alguien debería hacer un sesudo estudio de la estructura distribuida de la Indiano Watch y su red de informantes. Lo podríamos llamar “El poder de las redes”. O algo así.

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: Estuvimos en el Día de la… zzzzzzzzzzzzzzzzzzzz… Anchoa! | Indiano Watch

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s