We’re baaaaaaaaaack

Disculpen nuestra ausencia prolongada. La vida real, y, bueno, básicamente el hecho de que los tartesios llevaban meses sin hacer nada medianamente interesante, nos han mantenido lejos del teclado. Pero ahora los tartesios vuelven al ataque. Es decir, vuelven al ataque con lo mismo de siempre (as usual), pero esta vez la chorrada es de una entidad suficiente que justifica el que nos molestemos, la verdad.

¿Se acuerdan de la Liga de la Pescaílla el Bakalao al Pil-Pil el Boquerón la Anchoa? ¡Pues ha resucitado!

Los tartesios han montado SOMERO, un, ejem, happening, en el que los cuatro pringaos de siempre van a montar un Sharing Cities Seminar, un Shareable Lab Europe, y un Gnu Social Camp. (Sí, ésta es la gente que considera que el inglés es la lengua del demonio).

(Por si se preguntan, SOMERO quiere decir “verano” en esperanto, esa lengua tan querida a los tartesios desde que los corrieron a gorrazos del Club Esperantista de Bilbao. Llaman “verano” a un evento que se celebra en octubre, sí. Y miremos la definición de “somero” en español y asturiano:

somero

1. adj. Casi encima o muy inmediato a la superficie.

2. adj. Ligero, superficial, hecho con poca meditación y profundidad.

someru, -a, -o: ax. Que tien poca fondura [l’agua, un ríu]. 2 Que ta poco fondo [daqué que s’entierra, daqué ente agua]. 3 Que tien poca fondura d’análisis [un tema, un llibru].

Ya se sabe que el naming nunca ha sido el punto fuerte de los tartesios. Recordemos que una vez le pusieron a un software suyo el nombre de una enfermerdad contagiosa. Y otra vez el nombre de una verdura nazi).

En la Gran Cábala Secreta de la IndianoWatch estamos muy emocionados. Primero los tartesios descubren que existen las apps. En el 2015. Luego se montan su propia emisora de radio (tiembla, Carlos Herrera).

Y ahora los tartesios han redescubierto… el EJÉRCITO ESPAÑOL.

Porque esta movida gilipollesca en Gijón está patrocinada, efectivamente, por el Ministerio de Defensa español. Y dos de sus ponentes son, respectivamente, el Secretario de Política de Defensa de España y un general de división.

TÓCATE LOS COJONES MARILOLI.

Ésta es la gente que lleva años despotricando contra el Estado español, contra el malvado centralismo, contra el capitalismo de amigotes, contra la corruptela de la clase política española (básicamente porque el Amado Líder trató como loco meterse en ella y no fue capaz). La gente que ha teorizado sobre las comunidades imaginadas y lo horribles que son, sobre las comunidades reales, sobre la inexistencia real de las nacionalidades de pasaporte, sobre la opresión que constituye verte forzado a ser ciudadano de un país (qué espanto). Que echa pestes sobre España y que viene a decir que se viene encima el apocalipsis nazi renacido. Que se caga en todas – absolutamente todas – las regiones peninsulares – que si los catalanes son ladrones, que si los vascos son chusquis, que si los extremeños son zafios, que si los gallegos son catetos, que si los canarios son vagos… (El caer en estereotipos es un modo curioso de evitar los nacionalismos, sí).

Y ahora son amiguísimos del ejército español. TÓCATE LOS COJONES.

Pero bueno, conociendo a los tartesios tampoco debería sorprendernos tanto. Después de todo, todos sabemos que el Amado Líder es alguien que vendería a su madre por obtener una subvención estatal. Y que no es la primera vez que cambia de chaqueta bruscamente cuando le conviene (understatement of the century).

Pero lo que no acabamos de explicarnos es qué demonios hacen los militares españoles juntándose con estos… sujetos. ¿Quién decidió que era buena idea que las Fuerzas Armadas colaboren con un grupo anarco-capitalista que no quiere saber nada del Estado (menos subvenciones)? ¿Mortadelo y Filemón? ¿Ahora el Instituto Elcano es la TIA?

Lo que no saben los militares españoles es que sólo son un triste sustituto de la persona que el Amado Líder realmente hubiera querido tener ahí para hablar de la resiliencia (aka el Apocalipsis Zombi) y las pollas en vinagre – John “Hazme caso hijoputaaaaa” Robb.

Y lo que no saben el secretario y el general tampoco es que están hablando con analistas de inteligencia de primera fila. Gente que confunde Bucarest con Budapest e Isla Mauricio con Mauritania. Gente que cree que el Estado Islámico es culpa de las nuevas generaciones, que se lo dan todo mascado.

Y hablando del Estado Islámico, ¿recuerdan cuando el Amado Líder y excelso Gran Timonel, gurú de las redes, se puso a teorizar sobre cómo el Estado Islámico era un brillante practicante del swarming y la guerra red porque sus dominios parecían un grafo de una red con sus nodos y enlaces? ¿Y cómo nosotros destripamos su argumento haciendo notar que, ejem, lo que estaban haciendo era simplemente seguir la red de carreteras siria e iraquí?

Pues miren, miren. Y recuerden que lo leyeron aquí antes.

Con la que está cayendo con los refugiados sirios, con el Estado Islámico haciendo burradas, con todas las cosas en las que el ejército podría echar una mano, que es para lo que está. Y NO: se dedican a venir a decir gilipolleces invitados por el líder mesiánico de una secta asexual al que corren de todos lados por trilero.

TÓCATE LOS COJONES.

Anuncios

3 pensamientos en “We’re baaaaaaaaaack

  1. inofensivo

    Octubre en Gijón es puro verano, pero llevad chubasquero.

    El arte del naming una vez mas a favor del Pequeño Timonel, que ha vuelto a engañar a alguien para que le paguen un evento.

    Me gusta

    Responder

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s