Un eterno y fracasado bucle

Estimados lectores, el otro día cometimos una terrible injusticia con los tartesios. Vinimos a decir que, en los diez meses que llevan en Madrid en casa de los papás de Gebara, no han hecho más que escribir un manifiesto. Y no es así. Los tartesios han estado terriblemente ocupados.

¿El resultado? Algo tremendamente urgente para el desarrollo de una cooperativa transnacional como la suya. Se han inventado una lengua artificial: el KOMUNUMA (de nuevo ese talento innato tartesio para los nombres, sí).

Estrictamente hablando no se la han inventado – en realidad, el Komunuma es una versión propia del esperanto. ¿Y por qué, dirán ustedes, los tartesios no usan el esperanto que ya existe y punto?

Ay. Si ustedes se hacen esta pregunta, es que no están familiarizados con la larga y tortuosa relación de los tartesios – o, como es siempre el caso con los tartesios, en realidad del Amado Líder – con las lenguas y sus absurdos experimentos lingüísticos. Así que aquí va un pequeño resumen de los principales hechos.

La raíz de todo esto es que el Amado Líder tiene complejo con el inglés. Un complejo monstruoso, de hecho. En sus años mozos, presumía de que había estudiado en Cambridge (cuando en realidad todo lo que hizo fue un curso de verano de cine allí). Pero suponemos que estudiar inglés en una academia en Hull (más o menos el equivalente inglés de Zamora) debió de traumatizarlo y cada vez que habla inglés duda de su virilidad o algo parecido. El hecho es que desde entonces está convencido de que hay una imperialista conspiración global entre los anglocabrones angloparlantes para ningunear a los hablantes de inglés no nativos:

los hablantes nativos junto con parte de esa «euroclase» que tuvo formación británica, acaban formando un cenáculo que toma el control del relato de lo que el congreso es. ¿Podría estar yo entre esos? Seguramente, pero me niego al juego.

Gebara parece tener la idea bastante curiosa de que existe una clase social europea que se formó en Eton y Harrow, que tiene un acento de clase alta inglesa que ni la Reina Isabel, y que mueve los hilos o algo así. No entiende que: (a) tener acento británico, de clase alta o baja, no sirve mucho a nivel mundial más que para que los estadounidenses te digan que qué gracioso, pareces Hugh Grant/Bridget Jones, y (b) el inglés dominante a nivel mundial ahora mismo no es ninguna variante nacional del inglés, sino lo que se conoce como World English, que es esencialmente diversas variedades profesionales de inglés simplificado (así, el inglés médico, el inglés de los negocios, el inglés de la ingeniería, etc.) Un hablante nativo de Winchester que vaya diciendo cosas como “I’m chuffed, mate“, no será entendido en la mayor parte del planeta. Y mirando la lista de la gente más rica del mundo, como la mitad de los 50 más ricos no son anglófonos nativos. Pero eso Gebara no lo capta.

POR OTRO LADO, noten ese pequeño comentario del Amado Líder para preservar su ego: “¿Podría estar yo entre esos? [los amos anglófonos del cotarro]. Seguramente, pero me niego al juego”. Bueno, según el propio argumento de Gebara, sólo puedes ser un amo del cotarro si tienes un acento inglés británico perfecto. Y Gebara habla inglés así (habla también francés durante los quince primeros segundos:

(Por aclarar: en la Gran Cábala Secreta de la IndianoWatch no creemos que el hecho de que alguien hable inglés mejor o peor, con más o menos acento, o que no lo hable en absoluto sea tan importante. Es un trauma personal de Gebara, no nuestro).

En un raro momento de cierta sinceridad, el Amado Líder dejó entrever por qué está tan incómodo hablando en idiomas que no sean su “lengua materna”:

mientras para muchas personas la comunicación oral es suficiente, es decir el significado nace de las palabras y cómo son entonadas, para otras personas lo esencial se transmite de forma no verbal. Tendrían la habilidad más o menos consciente de inferir el compromiso y la sinceridad del otro de sus gestos y miradas involuntarias.

Este tipo de personas, como mi madre o yo mismo, al hablar por teléfono se encuentran irremediablemente tensas y confusas, imposibilitadas de sentir, más allá de lo que el otro dice, lo que quiere decir y sobre todo si quiere ocultarnos o no algo tras la maleza de las palabras.

(Y como somos unos freudianos malpensados, en la Gran Cábala no podemos por menos de notar la conexión entre la preferencia de Gebara y Mamá Gebara por el lenguaje no verbal y su rechazo de las lenguas NO MATERNAS. Y también, qué curioso que Gebara y Mamá Gebara, de modo bastante paranoico, no vean el lenguaje verbal como un medio para entender al otro, sino como un lugar donde el otro se puede ocultar de ellos).

Y aquí el Pequeño Líder dice claramente para qué considera que sirve el lenguaje verbal:

solo una minoría tiene la capacidad de seducir y persuadir en los ámbitos donde lo económico se decide.

Es decir, hablar, el lenguaje verbal, no es cuestión de dar argumentos racionales, de razonar, de convencer, de crear un discurso coherente: es una cuestión de seducción en la que los hablantes no nativos, al supuestamente no estar tan cómodos en su idioma no materno, están en desventaja.

Pero dirán ustedes, los tartesios hablan español, que es una lengua mundial. Y el español está muy cerca de un montón de lenguas, como el portugués, el catalán, el francés, el italiano, así que si se empeñan en no hablar inglés, se pueden apañar con eso. Pero no: las lenguas existentes tampoco valen, porque siempre habrá hablantes “nativos” frente a los cuales otros estarán “en desventaja” (o ése es el argumento).

¿Solución? Hablar lenguas artificiales. Y ahí empieza la chorrada en serio. Porque obviemos el hecho de que en cuanto se pasa una generación, ya empieza a hablar hablantes nativos (es lo que pasó con las lenguas criollas) – después de todo, el Amado Líder no tiene ninguna intención de que sus acólitos se reproduzcan.

En la Gran Cábala Secreta de la IndianoWatch todavía recordamos el indjanus, aquella versión cooperativista del Klingon. La obsesión con el “latoc” (latín occidental que, oh sorpresa, no incluía el catalán porque esto fue en la época en la que los catalanes ya eran ladrones, caca, caca, pfui, pfui).

Pero al final el que se llevó el gato al agua fue el esperanto. Lo que el Pequeño Timonel no dice es que en realidad no quiere una lengua artificial para que haya mayor democracia entre hablantes: quiere SU lengua artificial, de SU propiedad, para manipularla y controlarla a SU antojo. Por eso, cuando los tartesios contactaron con el Club Esperantista de Bilbao, la cosa acabó como el rosario de la Aurora, con los tartesios poco más o menos tratando de dar un golpe de Estado y los esperantistas, que serán esperantistas pero también son bilbainos, corriéndolos a gorrazos (o a golpe de txapela).

Pero el Amado Líder no cejó en su empeño, y siguió tratando de imponer el esperanto en vez del inglés en los saraos a los que le invitaban. Y de negarse a hablar en inglés, incluso en foros privados QUE YA ESTABAN MONTADOS EN INGLÉS. Con el éxito que suponen ustedes, claro.

Así que esta última chorrada del Pequeño Timonel es más de lo mismo, como siempre. Como el esperanto ya existe y tiene hablantes (algunos, como George Soros, incluso nativos), es intolerable para él, que necesita tener control absoluto como buen líder mesiánico iluminado. ¿Solución? “Hackear” el esperanto y cambiarle el nombre para que sólo lo hablen los cuatro gatos tartesios que quedan.

A primera vista se puede decir que Gebara se quedó sin ideas hace mucho. Un análisis más acertado vendría a ser que hace mucho que no se rodea de nadie que merezca la pena a quien copiar ideas, sino de mediocres que nada aportan. Y por eso lleva años repitiendo sus jugadas, que ni siquiera salieron bien la primera vez.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Un eterno y fracasado bucle

  1. dlz

    Se ve que el Komunuma le ha dado poca cosa y Gebara retoma el esperanto. Eso sí ahora para toda Europa! O no para Europa…. depende de según se lea lo de “europano.info”

    Me gusta

    Responder

Delibera, aunque sea banal

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s